Sobre la baratura y otros deportes

«El paciente no necesita reposo, sino ejercicio», decía Keynes mientras animaba a las «amas de casa patrióticas a acudir a las maravillosas rebajas que se anuncian en todas partes», recordándoles que «lo mejor que puedo suponer es que siempre que se ahorran cinco chelines, se echa a un hombre de su trabajo por un día» y alertando a un pueblo sobre los efectos sociales de la BARATURA.

«La baratura que se debe a una mayor eficiencia y especialización en las artes de producción es, efectivamente un beneficio» – yo tendré que añadir, respetuosamente, que a día de hoy no siempre lo es – «pero la baratura que significa la ruina del productor es uno de los mayores desastres económicos que posiblemente puedan ocurrir».

Si me permite Mister Keynes, añadiría que:

LA BARATURA QUE SIGNIFICA DESPIDOS MASIVOS ES UN DESASTRE ECONÓMICO QUE ACABAMOS PAGANDO TODOS, así que de ahorrar, nada de nada…

(Una cosa es mejorar, optimizar… y otra cambiar permanentemente de juego a mitad del partido).

#knowcosters



Comments are closed.