“La #bigdatización del mundo es un planteamiento lesivo para la persona” Miguel Conde

 

Miguel Conde en el debate organizado por la ADP: “Snowden. Las amenazas del directivo”

Un acto necesario en los tiempos que corren para hablar de temas importantes que nos atañen a toda la sociedad y que pasan desapercibidos por la falta de información. Es el caso de nuestra privacidad en Internet unida a la facilidad con la que delegamos los datos de nuestra intimidad en manos de absolutos desconocidos que, tras aceptar las “dulces” cookies, comercializan con ellos para su beneficio.

“Snowden. Las amenazas del directivo”

Esta fue la causa de debate tratado ayer en el Cinefórum Empresarial, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección, en el que Miguel Conde tuvo un papel principal como Presidente y Director Creativo de BAP&Conde.

Tras el visionado de la recién estrenada película del director Oliver Stone, Snowden, en la que nos abre la mente sobre el caso de las Wikileaks y el mundo del Big Data, tuvo lugar una mesa redonda liderada por Miguel Conde, Presidente y Director Creativo de BAP&Conde,  y Eduardo García, director de Galicia Business School, y presentada porla Presidentade DIRCON GALICIA, Amalia Baltar.

El centro del debate fue la ciberseguridad, que es un tema de real importancia en nuestro sistema actual que debemos de tratar en profundidad. Pero ¿realmente puede llegar a existir esa seguridad en el universo cibernético? ¿Acaso no vivimos continuamente conectados produciendo millones y millones de datos? Estos aspectos, entre otros, fueron tratados durante el coloquio en el que Miguel Conde afirmo que “la bigdatización del mundo es un planteamiento lesivo para la persona” haciendo referencia a la gran cantidad de datos que se recogen sobre nuestra navegación en la red y a la forma abusiva en la que te persiguen a lo largo de tu navegación, generando una sensación de estar siendo vigilado o controlado por algo o por alguien a quién no conoces. Es, en este sentido, en el que Miguel considera que no hay libertad en Internet, ya que, a través de nuestras búsquedas, de nuestros gustos y de los datos registrados a lo largo de nuestro trayecto por la red son los propios datos los que deciden por nosotros qué es aquello que nos puede interesar y nos lo muestra constantemente hasta que terminamos cayendo en ello y entramos en ese juego simplemente para verificar si nos interesa o no. Por ello lanza una reflexión “¿Por qué aceptamos las Cookies, aceptaríamos que unos trolls nos siguieran por todas partes?”.

Un evento muy productivo en el que se sacaron conclusiones sobre la legalidad existente sobre este asunto tan actual como es el Big Data.



Comments are closed.