No puede ser más grande la pulga que el perro

Normalmente algo que vive a costa de otro lo denominamos PARÁSITO.
La naturaleza del parásito lo incapacita para tener una conciencia de la
medida del daño que puede ejercer sobre su huésped.
Él parasita , sin más.
Normalmente en su gran mayoría acaba por liquidar al huésped.
No es nada agradecido, pero no lo culpemos, es su condición….
El sistema finaciero es, de algún modo, un parásito de la economía productiva. Y como tal parásito, tenderá a liquidar a su huésped. El hecho de pasar de ser un servicio más para la economía a ser una condición sine qua non para la supervivencia de nuestro sistema económico, nos da algunos  indicios  de cuáles van a ser las limitaciones que se auto-imponga el sistema financiero: ningunas.



Comments are closed.