Obama, blanco

Un anuncio. Un pretest. Una presentación.

Unos puntos fuertes. Unos menos fuertes. Algunos débiles.

Una pormenorizada exposición de los datos del análisis. Nos acercamos al final.

 

En ese momento el investigador metamorfosea y se convierte en consultor accidental…

Y hace la recomendación de lo que sería perfecto: Obama blanco.

Dejen todo lo positivo,eliminen lo negativo y eviten todo lo “menos positivo” (no siempre tiene necesariamente que ser negativo) etc… Y ¡voilá!: tenemos el anuncio perfecto…

No será la primera vez que un humano lo quiere todo…

Pero lo siento, todo no puede ser.

A veces alguno de los rasgos que polarizan negativamente la valoración de una idea, suelen ser claves para entender su valoración positiva: ¡Cuantas encuestas habrían detectado que uno de los rasgos del ahora presidente Obama que más limitaba sus aspiraciones era el  color de su  piel! Y seguro que algún investigador metido a consultor habría soñado con… ¡Obama blanco!

Pero olvidaban un pequeño detalle: simplemente no sería Obama.

Apuesto por la investigación. Sin fisuras.

No apuesto por el investigador metido consultor ocasional. Sin fisuras.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>